Consumo inteligente

¿Cómo y por qué suben tanto las expensas?

30/03/2015

que-se-cobra-en-las-expensas

Si tu vivienda forma parte de un consorcio, puede que todos los meses padezcas la llegada de las expensas, un ítem que forma parte de tu presupuesto familiar y que no hay manera de reducirlo y, menos, evadirlo.

En los últimos años, el aumento en las expensas ha ido a ritmo mucho más rápido que el de la actualización de los alquileres.

Si querés saber por qué, en esta nota te explicamos qué es lo que pagás a través de las expensas y qué es lo que las encarece tan velozmente.

Qué son. Las expensas son las cuotas mensuales por gastos comunes de mantenimiento de un determinado predio, edificio, barrio, etcétera, y que se divide entre los consorcistas o inquilinos que forman parte.

Por qué varían. Además de gastos fijos, como el segundo contra incendios, las expensas contemplan gastos variables, como el salario del encargado o guardia, decisorio en los gastos comunes, ya que cada aumento de sueldo impacta directamente en el monto total a pagar.

En tanto, si se rompió la puerta de ingreso al edificio, por ejemplo, el arreglo será abonado por los consorcistas a través de las expensas (se determinará la forma de pago, ya sea en un solo mes o en cuotas, por ejemplo). Se trata de un gasto probable.

Por otro lado, aunque no todos los administradores o propietarios tienen en cuenta este punto, se prevé que en un futuro eso o alguna otra cosa podrá romperse, por lo que una buena administración destinará mensualmente un monto a un fondo para imprevistos a través de las expensas. Son gastos posibles.

Cómo se afrontan los gastos. A través de distintos fondos: de reserva, de prorrateo y extraordinario.

El de reserva fija se refiere a un monto que se recauda todos los meses entre los consorcistas para afrontar cuestiones urgentes e imprevistas. Se usa solamente ante un imponderable y automáticamente se repone.

El fondo de prorrateo contempla los gastos estimados para el mes siguiente y las previsiones sobre hechos posibles, como reparaciones no previstas.

En tanto, el fondo extraordinario incluye gastos que significan una mejora al inmueble y que deben ser afrontados solo por los propietarios, no inquilinos. Generalmente se deciden en asambleas y llegan junto con las expensas pero detallados aparte.

Tipo de expensas. Las «comunes» están conformadas por las expensas «ordinarias» y «extraordinarias». Son las obligaciones previstas en el reglamento de copropiedad, comunes a todo el consorcio.

Las «ordinarias» comprenden los gastos administrativos, sueldos, tasas, seguro de incendio y los gastos de reparación y mantenimiento de las partes comunes. Son expensas cuyo pago no puede discutirse.

Pueden ser fijas (el monto a prorratear es siempre el mismo y se calcula en base a un estimativo), variables (se calculan en base a lo erogado mensualmente) o mixtas (se combinan ambas). En un país con alta inflación, expensas fijas son prácticamente inviables.

Las extraordinarias necesitan de la aprobación previa de la mayoría de los copropietarios y en general suponen una mejora al edificio o predio.

De las expensas extraordinarias los inquilinos no deben hacerse cargo, si no que corresponden a los propietarios su pago.

En edificios. Los gastos de administración, el servicio eléctrico, el mantenimiento de ascensores y el personal representan el 90 por ciento de los costos de un edificio. Ninguno es fácil de eliminar, aunque, en general, los recortes comienzan por la vigilancia.

[sam_ad id=»28″ codes=»true»]

¿Te resulta útil nuestro contenido? Apoyá nuestro trabajo con un cafecito:

Invitame un café en cafecito.app

¿Te gusta Mi Presupuesto? Ayudanos con un cafecito:

Invitame un café en cafecito.app

Por: comunidadpresupu-admin

Comentarios

Deja una respuesta