Mi Dinero

Cómo armar tu presupuesto familiar de 2016

25/01/2016

armar-presupuesto-familiar-anual

A la hora de planificar ingresos, gastos, revisar deudas e inversiones anuales hay que tener en cuenta la situación económica del país. 2016 parece seguir la misma tendencia de años anteriores, pero tiene algunas cuestiones particulares a considerar.

Como siempre, los vaivenes económicos y la incertidumbre continúan. Por eso, para planificar hay que plantearse algunos supuestos, dentro de límites realistas, y partir de allí para luego poder acomodarse a los cambios de cada momento.

Para 2016, podemos tomar como supuestos lo siguiente:
Precios versus ingresos. Con la devaluación de diciembre de 2015 hubo un salto en los precios pero lo más probable es que tus ingresos recién se acomoden unos meses después.

Este desfasaje se produce todos los años pero ahora -al igual que con la devaluación de enero de 2014- la diferencia es mayor y, si tomamos la experiencia de hace dos años, los salarios y otros ingresos quedaron rezagados respecto a la inflación (recién volvieron a equiparse al año siguiente).

Sigue la inflación. El Gobierno estima que la irá reduciendo, pero muy lentamente en los próximos cuatro años. Prevé terminar 2016 con una baja importante, y llegar al 20/25% (frente a cerca de 30% de 2015 y de principios de este año). Hay que recordar esto al momento de contraer deudas y realizar inversiones o colocar nuestros ahorros.

Economía complicada. Al menos durante el primer semestre del año, la situación económica va a ser incierta. Esto implica que es mejor ser conservador: no endeudarse ni comprometerse en cosas que no sabemos si podremos pagar.  

¿Y el dólar? Es muy probable que el tipo de cambio se mantenga en los niveles actuales (alrededor de $ 14) durante unos meses para luego ir subiendo, a fin de no quedar retrasado otra vez.

De todos modos, no es muy seguro que el dólar acompañe a la inflación a lo largo de 2016, dependerá de muchos factores, algunos del exterior y otros internos.

[sam_ad id=»25″ codes=»true»]

 

Planificar el año

Teniendo en cuenta los puntos anteriores podemos armar nuestro presupuesto familiar de 2016.

Ingresos. Planteá el monto mes a mes teniendo en cuenta un par de aumentos al año. Un incremento que ronde el 25% podría ser razonables, pero tené en cuenta tu situación de años anteriores porque la actualización podría situarse entre 20 y 30%, según el caso.

Tomá el caso del año pasado para ver cuándo deberías aplicar las subas.

Si tenés ingresos variables, vendés bienes o servicios, considerá también las demoras en la cadena los pagos que se estiran cuando la economía está complicada.

Gastos. Revisá de cero todo tu presupuesto, los rubros necesarios y los supuestos, los fijos y los variables para ver si los podés mejorar (te podés ayudar con estas claves para un presupuesto familiar realista).

Considerá la suba de precios: en algunos casos hay un incremento de una sola vez (incluí un ajuste en las tarifas de luz y gas, que ya se anunció) pero, en otros como el supermercado, los aumentos se dan todos los meses (es de esperar que vayan siendo menores hacia fin de año).

También deberías incluir los gastos de una sola vez (cambiar el auto, hacer  arreglos en tu casa, salir de vacaciones, comprar un electrodoméstico o tecnología) y, lo más importante, cómo se van a financiar; con ahorros, préstamo, tarjeta, etcétera (leé “Cuotas: un plazo para cada necesidad”).

Fondo de reserva. Aunque la mayoría deja lo que sobra al final del mes para imprevistos, lo mejor es hacer al revés: apartá un porcentaje de dinero todos los meses para alguna situación que no hayas contemplado. Si se te rompe el auto, un electrodoméstico, si tenés una enfermedad, te suspenden del trabajo o baja tu actividad si sos independiente, podrás cubrirlo sin meterte en deudas no planeadas.

Impuestos. Un rubro a considerar dentro de los gastos anuales es el impositivo. Hay impuestos como el Inmobiliario o el Automotor (los cobran provincias y/o municipios) que tienen opciones de pago único anuales con descuentos, o cuotas. Fijate cuál te conviene según tu presupuesto.

Si sos contribuyente de Ganancias o este año superás el mínimo no imponible de  Bienes Personales, tené en cuenta el pago anual en abril o mayo (se puede cancelar en cuotas) y los anticipos posteriores.

PARA SABER MÁS. “Claves para cumplir con tus impuestos este año”.

Deudas. Las facilidades para gastar con tarjeta de crédito y el bombardeo de ofertas de préstamos de distintos bancos pueden ser tentadores. Pero, esta es una trampa si no te sabés administrar.

A principios de año deberías planear el endeudamiento, en línea con los gastos extraordinarios que necesites. El pago total de las cuotas de todos los préstamos y tarjetas que tengas no debería superar el 30% de tus ingresos de cada mes (en algunos casos, menos, si tenés otros rubros fijos de montos elevados).

Si estás arrastrando una deuda y no la podés manejar, es un buen momento para cortar por lo sano y evitar que tu deuda siga creciendo. Si no estás en condiciones de hacerlo solo, podés pedir ayuda profesional, no hacer nada es lo peor porque el problema no se irá por sí solo.

Tratá siempre de mantener tus deudas bajo control.

[sam_ad id=»25″ codes=»true»]

Ahorros. Aunque pienses que el dinero no te alcanza, tener un ahorro, aunque sea mínimo es lo más sano para tus finanzas en el mediano y largo plazo.

Destiná una parte de tus ingresos (alrededor de 10% es lo ideal) para este fin. Pero no ahorres lo que sobra al final del mes, sino hacelo justo al cobrar.

CÓMO. Comenzá a ahorrar ahora.

Según el objetivo de tus ahorros (corto, mediano o largo plazo; para comprar un bien durable, para las vacaciones, o para la jubilación; para un imprevisto o para un destino fijo), buscá opciones más o menos líquidas y con distinto nivel de riesgo.

No mantengas el dinero en efectivo ni en cuentas a la vista (caja de ahorro o cuenta corriente)

porque con la inflación, se desvaloriza.

Dólar (los plazos fijos pagan tasas de un 4% anual) o plazo fijo en pesos son las alternativas más comunes, pero también podés pensar en un Fondo Común de Inversión (que tenga bajo riesgo) o títulos públicos.

También es buen momento para dar primeros pasos para transformarte en un inversor.

Inversiones. Si ya tenés dinero colocado en inversiones, es una buena época para revisar dónde están, si los instrumentos son los adecuados, si están rindiendo lo esperado, y mejorar tu cartera.

Tené en cuenta que para 2016 se espera mucha volatilidad en los mercados financieros: commodities (petróleo y granos) con precios bajos, dólar en alza en el mundo, tasa de interés de Estados Unidos subiendo, menor crecimiento en China y Brasil.

En Argentina, volvieron a ser atractivos los títulos atados a la inflación (CER) y en pesos como las Lebac del Banco Central. El Gobierno nacional va a realizar colocaciones de deuda.

Presupuesto equilibrado. Como siempre, el resultado de ingresos menos gastos y ahorro debería ser positivo (recordá los imprevistos) cada mes.

Si algún mes el resultado es negativo, deberías poder corregirlo el mes siguiente. Si mantenés el fondo de reserva, lo podrías cubrir pero esto no es lo ideal. Si todos los meses te da negativo, estás manteniendo un nivel de vida que no podés pagar, así que pensá qué gastos podés recortar.

LEÉ. 10 ideas para recortar gastos en épocas de crisis

Si tus problemas te superan y necesitás ayuda profesional enviá un mail aquí.

[sam_ad id=»27″ codes=»true»]

Contenido relacionado

– Descargá la herramienta “Cálculo de Presupuesto en Excel”.

– 5 pasos para llegar a fin de mes

– 10 consejos para manejar tu dinero con inflación.

– Claves para cumplir con tus impuestos este año

– 10 razones para pagar con tarjeta de débito

– Cómo salir de una deuda con tarjeta de crédito.

– Visitá la sección “Presupuesto”.


Por: comunidadpresupu-admin

Comentarios

2 respuestas a “Cómo armar tu presupuesto familiar de 2016”

  1. Ruben dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con tus comentarios; en mi caso vivo en la Santa Fe y ya aplique los incrementos de impuestos; algunos ya conocidos: Tasa Municipal 35 a 40% mas; Agua 44%, Luz estimo 35%, Cable % 30; Celulares lo mismo; gastos de casa 30-35%; dependera delmanejo dela inlflaciony la apertura o no de importaciones para regular precios; utilizada en economias de mercado serias (no es nuestro pais).

    En cuanto al aumento de sueldo coincido, quizas los gremios mas atrasados logren algún punto más (ej: metalurgicos); pero van a estar ahi; el gobierno va a canjear deuda de obras sociales sindicales por aumento en paritarias. Si se logran una meta de inflación del 28% como se dijo y paritarias alrededor del 25-30% desdoblas o con bono a fin de año creo que se pone un freno a la inflación; que no es lo mismo que reducirla; ese es otro paso.

    Cualquier reducción de mas de 4 o 5 puntos de inflacion por año es una «masacre» de la clase media y obrera.

    Muy buena tu columna, agradecería cuando tengas la tabla de ganacias y algun excel me lo puedas enviar.

    Saludos desde Rosario; Rubén

    • Paula Martinez dice:

      Muy buen comentario, Rubén.
      No hice una planilla de Ganancias con los cambios de 2015 porque tendría que hacer como situaciones distintas y es muy difícil que cada uno sepa bien cómo encuadrarse.
      Espero que cuando cambien la ley volvamos a lo de antes, que con una sola planilla era suficiente.
      Un saludo,
      Paula

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: