Icono del sitio Mi Presupuesto Familiar

Qué hacer con la indemnización por despido

que-hacer-con-la-indemnizacion-por-despidoAnte un caso de despido, tras cobrar la indemnización uno se encuentra con un monto, más o menos, importante de dinero pero sin los ingresos fijos en el futuro. Y la pregunta que se hace es: ¿Qué hago con él?

Comparto esta nota que escribí a pedido del contador Gabriel Nicosia para su blog. Aquí vas a poder ver en detalle todos los aspectos contables y legales a tener en cuenta si estás en esta situación (indemnización, recibo de sueldo, certificado de servicios, obra social, etcétera). Mirá: “Despidos, puntos a tener en cuenta para “negociar” lo que te corresponde”.

Lo primero que hay que pensar es que uno se encuentra con un monto de dinero en la mano, pero sin el sueldo mensual que implicaba cobrar el sueldo.

Esto es algo que hay que tener en cuenta porque uno no sabe cuánto tiempo puede estar sin un ingreso fijo.

En esta situación, lo que uno debería pensar es en reducir los gastos mensuales y en buscar alguna fuente de recursos extra, y para esto, habría que aprovechar la indemnización. Tengamos en cuenta que con una inflación alta, el dinero en efectivo o en caja de ahorro pierde valor rápidamente.

Aquí les dejo algunas ideas, que se adaptarán según la situación de cada uno:

1 – Cancelar deudas. Salvo que tengamos un préstamo muy conveniente, lo mejor es tratar de saldar las deudas con tarjetas, bancos o financieras. Así, evitaremos pagar altos costos financieros.

La excepción podría ser un crédito hipotecario a largo plazo que hayamos tomado hace un tiempo, con cuotas muy bajas y con un alto saldo de capital.

2 – Invertir. Aunque no hay muchas opciones para ganarle a la inflación (las previsiones para 2014 varían entre 30% y 40% anual), quedarse con el dinero inmovilizado es la peor opción. Además de que se desvaloriza, corremos el riesgo de tenerlo a mano para los gastos diarios.

Entre las opciones de ahorro o inversión que analicemos, tendríamos que tener en cuenta lo siguiente:

Así, como opciones podemos tener:

3- Comenzar un negocio propio. Invertir el dinero en algún comercio o alguna actividad que nos permita tener un sustituto al trabajo, es algo bastante común: muchos despedidos pusieron un kiosco, o compraron un taxi, o empezaron un emprendimiento.

Pero, antes de embarcarse en esto, hay varias cuestiones a tener en cuenta:

Antes de empezar, hay que evaluar bien lo que uno quiere hacer, con números realistas. Si los números no cierran, mejor buscar otra cosa.

4- Algo que no hay que hacer. Cuando uno tiene un monto de dinero mayor a lo habitual es una tentación gastarlo en algo que queríamos hace un tiempo: arreglar la casa, cambiar el auto, irnos de viaje. Salvo que tengamos otro ingreso con el cual podamos vivir, o consigamos otro empleo pronto, esto no es nada aconsejable. Todos esos consumos, no sólo nos dejarán sin un ingreso futuro, sino que, en general, implican más gastos por mes.

5- Cambiar hábitos. Si bien esto no tiene que ver con la indemnización, quizá ante un despido se podrían analizar cambios como una mudanza (con un alquiler más barato), por ejemplo, o un auto más chico para reducir los gastos. En este caso, destinar parte de nuestra indemnización para esto sería una buena inversión.

 

[sam_ad id=»14″ codes=»true»]

¿Te resulta útil nuestro contenido? Apoyá nuestro trabajo con un cafecito:

Salir de la versión móvil