Ahorro e inversión

Autos: planes de ahorro y otras formas de compra

22/05/2017

Antes de entrar a un plan de ahorro o crédito para la compra de un auto conviene conocer las distintas modalidades administradas por las marcas. Distinguir cada forma de adquisición nos permite estar seguros acerca de la conveniencia o no, de acuerdo a nuestra realidad financiera.

En esta nota te vamos a contar las maneras posibles de acceder a un auto. Cuando estés en la etapa de búsqueda y averiguación sacate todas las dudas con el vendedor y asegurate de llevarte todo por escrito.

Plan de ahorro con círculo cerrado

El plan de ahorro es una de las formas más comunes de acceder a un auto nuevo para alguien que no tiene el dinero disponible, pero sí capacidad de ahorro.

Bajo esta modalidad el contratante o usuario con cada cuota abonada va pagando la unidad hasta completar el plan. Aunque puedan ser sin interés, hay que saber que no existen las cuotas fijas en pesos, sino que las mismas aumentan a medida que aumenta el vehículo en el mercado.

Plazo. Generalmente los planes son a un plazo de 84 meses. A veces la financiación es del ciento por ciento y en otros, del 70 por ciento (los que se ofrecen como planes 70/30). Pero no es necesario esperar al pago de todas esas cuotas: en algunos casos, se adjudica tras salir sorteado (se sortea un auto por mes en un grupo que integra cada aportante, que suelen ser de unas 150 personas) o presentarse a una licitación.

Desde un tiempo a esta parte, otra modalidad es retirar el vehículo a partir de la segunda cuota, pero habiendo cancelado el 50 por ciento de su valor. En este caso, son las fábricas las que ponen el dinero para sacar la cantidad de vehículos que sean necesarios.

¿Cómo es la cuota? La cuota tiene dos partes, una es el valor del vehículo suscripto y otra los gastos administrativos, seguros, etcétera. Como lo que se paga por el auto queda sujeto al precio actualizado del mismo, cuando entrás a un plan sabés lo que vas a pagar en la primera cuota, pero no a partir de la segunda.

Dinero extra. Una de las cuestiones conflictivas del tipo de plan 70/30 es que el 70 por ciento del vehículo se prorratea en las 84 cuotas, pero el 30 por ciento debe abonarse de contado (o mediante la entrega de otra unidad usada) al momento de la adjudicación por sorteo o licitación, y al precio del auto actualizado.

Además, para retirar el coche hay que tener dinero extra para los gastos de inscripción, administrativos y flete.

Una vez que te convertís en adjudicatario, el auto queda prendado hasta que se terminan de abonar las cuotas y hay ítems que no podés tocar, por ejemplo, el de la compañía aseguradora.

[sam_ad id=»27″ codes=»true»]

Plan con círculo abierto

Esta modalidad suele denominarse también planes de capitalización y ahorro y consiste en pagar una cuota todos los meses, generalmente, durante un plazo largo, que puede ser de más de 20 años.

Existe la posibilidad aislada de salir en un sorteo y ganar el vehículo o «rescatar», a partir de la cuota 18, algo de lo que abonaste hasta ese momento.

Como las cuotas son muy bajas, el perfil de consumidor de este tipo de grupos o fondos de ahorro es aquel que tiene pocas posibilidades de acceder un auto. El importe se determina como un porcentaje del monto total abonado por el suscriptor al adherirse al plan.

Rescindir el contrato. Acá está la principal contra de este tipo de negocios. Si el suscriptor quiere retirarse del sistema, tendrá derecho a percibir un monto establecido en una «tabla de rescate», que es solo un porcentaje de todo lo que se pagó.

Crédito por puntaje

En este caso, el usuario debe abonar cierto número de cuotas para obtener un determinado puntaje. Al superar cierta cantidad de puntos, se efectúa la entrega del vehículo a través de un crédito prendario común.

[sam_ad id=»27″ codes=»true»]

Crédito prendario

Por lo general, son otorgados por financieras o bancos y ofrecidos por las concesionarias. No cualquiera puede acceder. Hay que cumplir ciertos requisitos, como ingresos mínimos, buena conducta crediticia, etcétera.

Otro punto importante de esta modalidad de compra es que es necesario tener ahorros previos. Por lo general, los créditos prendarios cubren la mitad del valor del auto, en un periodo de 12 a 36 meses. Las cuotas suelen ser fijas en pesos.

¿Te gusta Mi Presupuesto? Ayudanos con un cafecito:

Invitame un café en cafecito.app

Ventaja. La principal ventaja es que la entrega del auto acá es inmediata, mientras que en los planes de ahorro la adjudicación depende de un sorteo o licitación. La garantía es el mismo vehículo. Por eso no se puede vender hasta que se cancele el total del crédito, salvo en el caso de que se traslade el saldo pendiente al nuevo comprador.

La principal sugerencia es no abonar sumas en concepto de señas sin estar debidamente informado de todas las condiciones del crédito y asegurarse de que en caso de que el préstamo sea rechazado poder recuperar el monto abonado con anticipación.

Sistema de leasing

Son pocos los que adquieren un vehículo mediante esta modalidad. Consta de una especie de «alquiler» del auto durante 36 o 48 meses, durante los cuales se abonan las cuotas, con la posibilidad de compra al final del plazo. Para ello, hay que abonar entre el 10 y 20 por ciento de lo pagado hasta el momento y luego seguir pagando un crédito con una tasa de interés.

Pago de contado

Para los pagos de contado hay bonificaciones interesantes. La entrega de un vehículo usado se considera parte de pago de contado.
Hay que asegurarse de los plazos de entrega antes de pagar, lo cual debe quedar establecido en los contratos que se suscriben en la concesionaria.

¿Te resulta útil nuestro contenido? Apoyá nuestro trabajo con un cafecito:

Invitame un café en cafecito.app

Por: comunidadpresupu-admin

Comentarios

3 respuestas a “Autos: planes de ahorro y otras formas de compra”

  1. Sergio Tello dice:

    Me contactaron de una empresa planauto s.a.
    Pueden confirmar su seriedad?
    Actualmente será confiable invertir en un plan de este tipo?
    Capitalización y ahorro?

    • Paula Martinez dice:

      Hola.
      No conozco la empresa pero tiene algunos años. Te sugiero que busques por la web en los comentarios (que sean de terceros, no de la empresa, claro) para ver qué dicen.
      Yo creo que hay dos temas en estas cuestiones. Por un lado, si la empresa es confiable. Por otro lado, si conviene o no entrar en algo así.
      Lo principal que yo miraría es la forma de ajuste de las cuotas y del capital. En casos de autos, el mayor problema se dio con el pago de cuotas por dos cosas: por una parte, cuando un modelo se deja de fabricar y te cobran en función de otro modelo que puede ser más caro (si vos ya sacaste el auto, es un problema), el otro problema en tiempos como este es que la cuota se actualiza en función del precio de lista y si vas a comprar el auto tienen un descuento.
      Por último, es un sistema difícil de evaluar en términos financieros ya que no podés saber en qué momento recibís el capital.
      De todos modos, para algunas personas puede ser una alternativa. Te sugiero que antes de entrar en nada averigües bien cómo funciona, cómo se ajusta, cuáles son los gastos mensuales y al obtener el vehículo, cómo podés salir si no podés pagar más, etc.

Deja una respuesta