Icono del sitio Mi Presupuesto Familiar

Para ahorristas: cómo invertir en préstamos a personas

préstamos-persona-a-personaLas plataformas de finanzas colaborativas permiten a los inversores obtener rendimientos más altos, al quitar intermediarios con quienes toman crédito. Cómo hacerlas rendir.

Con el uso cada vez más difundido de Internet para realizar operaciones surgieron alternativas para los ahorristas e inversores. Se trata de las empresas tecnológicas de finanzas (se llaman “fintech”) que ofrecen múltiples productos y servicios de distinto tipo.

Entre ellos, hay opciones de finanzas colaborativas para invertir el dinero con mejor rendimiento que los instrumentos tradicionales. Se trata de sitios web que reúnen a múltiples ahorristas de montos pequeños con personas que necesitan crédito.

Estas plataformas realizan la tarea de analizar los historiales y comportamientos financieros de los potenciales acreedores y les otorgan una clasificación crediticia, además de decidir qué cantidad de dinero pueden prestar en función de sus ingresos. En base a esta calificación los inversores pueden elegir a quién otorgar un préstamo y qué nivel de riesgo quieren obtener.

Además, al tener muchas transacciones, puede poner un puntaje a cada uno de los tomadores de préstamos en base a su historia crediticia, y también realizan la gestión de cobranza en caso de mora.

Ventajas. Lo positivo que aportan estos sitios es que realizan el análisis crediticio como un banco y permiten diversificar en distintos préstamos de bajos montos, lo cual reduce el riesgo de incobrabilidad y mejora el rendimiento.

Recomendación. Algo que es clave antes de invertir tu dinero en cualquier instrumento es conocer cómo funciona: cuál es el respaldo, el riesgo, la forma de cobrar, los costos, etcétera. Se puede comenzar con un monto chico y cuando conozcas la herramienta, colocar montos más altos.

Siempre recordá que tenés que diversificar tu dinero (“no poner todos los huevos en la misma canasta”) y destinar un porcentaje chico de tu capital a las inversiones de mayor riesgo.

Cómo funcionan

¿Cómo aprovechar las plataformas de finanzas colaborativas para hacer rendir tu dinero? Te cuento cómo funciona  Afluenta, la primera de este tipo en Argentina y que tiene autorización para operar como administrador fiduciario por parte de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Registración. Los ahorristas o inversores tienen que registrarse en un fideicomiso, regulado según el Código Civil.

En este caso, se solicitan algunos requisitos como ser residente en el país, mayor de edad, tener una cuenta bancaria y poder justificar los fondos que se vayan invirtiendo.

Montos. El monto mínimo es chico. Y se recomienda comenzar con $ 5.000 y luego se puede ir sumando de a $ 1.000.

Para empezar. Hay distintas modalidades de inversión, según los montos y tu antigüedad en ella: el inversor 1.0, nuevo o con menos de $ 100.000; el inversor plus, con más de $ 100.000 de capital o con más de un año y más de 500 préstamos; y el inversor institucional, de más de $ 1.000.000.

Estos últimos, pueden prestar la totalidad del monto que pida el acreedor pero, en los otros dos casos, hay un tope máximo (a partir de $ 50 en cada caso) no superior al 5% del monto total del préstamo.

Modalidad. Cada ahorrista puede entrar en cualquier momento, ver qué solicitudes están activas y participar con el monto que desee, dentro de los topes previstos.

También se puede participar de subastas de portafolios de otros inversores que deseen recuperar su capital.

Esta plataforma de finanzas colaborativas ofrece diversas herramientas para ayudar a los inversores: una para realizar transacciones totalmente manuales; otra permite una inversión automática según los parámetros que uno defina y otra para planificar inversiones programadas.

Rendimientos

Mientras mayor es el nivel de riesgo más alto es el rendimiento esperado. Las tasas de retorno también están en función de los plazos.

Por ejemplo, un cliente AA (la mejor calificación), a 12 meses ofrece un retorno de entre 32,33% y 32,78% anual; en el caso de un acreedor F (el de más riesgo) sube a 36,80%/37,34%. Si el plazo fuera de 48 meses (el máximo), el AA rinde entre 36,94% – 37,77% y el F, entre 55,75% – 57,54%.

Como se pueden poner montos chicos en cada préstamo, se puede diversificar el riesgo y el rendimiento esperado.

Cobro. Al finalizar cada mes, el sistema cobra las cuotas a los deudores y acredita el monto a los inversores de ese préstamo. Para retirar la inversión se realiza un “intercambio” con otros inversores, con dos modalidades: inmediato, para el primero que realice una oferta, o tradicional, el que más ofrezca en cinco días de subasta.

¿Te resulta útil nuestro contenido? Apoyá nuestro trabajo con un cafecito:

Salir de la versión móvil