Ahorro e inversión

5 opciones sencillas para invertir tu dinero

09/04/2018

opciones-sencillas-inversiones

Algunas alternativas más conocidas y otras menos difundidas, con un análisis de su nivel de riesgo, liquidez y rentabilidad para que puedas hacer rendir tu dinero.

Una vez que tenés dinero ahorrado, es hora de colocarlo en alternativas que te permitan mantener su poder adquisitivo o aumentarlo al obtener una rentabilidad por encima de la inflación.

Para eso, necesitás invertirlo. SI solamente lo mantenés en tu poder (en efectivo o en una cuenta bancaria como caja de ahorro o cuenta corriente) vas a perder capital a medida que pase el tiempo.

En esta nota vamos a ver cómo funcionan 5 opciones simples para invertir y en cada una, analizaremos tres variables:

¿Qué te conviene?

Lo mejor es tener una cartera diversificada, es decir, colocar tu dinero en alternativas diferentes con distintos niveles de riesgo, liquidez y rendimiento. Así, te podrás cubrir mejor de vaivenes en los precios, utilizar los fondos si los necesitás y buscar la mayor ganancia.

De todos modos, para “poner los huevos en distintas canastas” hay que tener un capital mediano.

Si tenés muy poco dinero, mejor elegir una sola opción que se ajuste mejor a tus necesidades, como, por ejemplo: salir rápido de la colocación, en cualquier momento, sin perder dinero; obtener un rendimiento alto para retirar el dinero en un determinado momento en el futuro (porque lo vas a utilizar en algo puntual); o guardar dinero para tu jubilación o retiro, entre muchas otras.

Las opciones

Dólares billete. Antes de ir a las 5 alternativas que elegimos, vamos a hablar de la compra de dólares para guardarlos en una caja de ahorro, una caja de seguridad o tenerlo bajo el colchón.

Esta no debería ser una opción de inversión. El rendimiento va a depender de la variación del tipo de cambio: si sube más que la inflación, será positivo; si no aumenta o lo hace por debajo de la suba de precios, vas a perder plata.

Si uno quiere, hay opciones en dólares que permiten cubrirse ante un escenario inflacionario.

#1. Plazo fijo

Es la opción más conocida y sigue siendo muy usada por los ahorristas argentinos. Se pueden colocar en pesos o en dólares.

Cómo funciona. Una persona deposita dinero en el banco a un plazo determinado (puede ser cualquiera a partir de 30 días) y, al cabo de ese tiempo se devuelve el capital más el interés. Se puede renovar en forma indefinida.

El plazo fijo tradicional es en pesos, pero hay opciones en UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), que ajustan por inflación, pero tienen un mínimo de 90 o 180 días.

Riesgo. Es casi nulo. El riesgo tiene que ver con que el banco no devuelva el dinero, lo cual podría pasar en un escenario de crisis bancaria o quiebra de la entidad. Es la opción más conservadora.

Liquidez. No se puede retirar en cualquier momento, sino al vencimiento (antes hay una penalización.

Rendimiento. Es fijo. En la actualidad (2018), la tasa de interés en pesos es similar, y a veces un poco superior, a la inflación esperada (por encima del 20% anual). De esta manera, no se pierde poder adquisitivo, pero tampoco hay grandes ganancias.

En UVA, da unos puntos por  encima de la inflación: según el banco, alrededor del 3% a 90 días y hasta 5% a 180 días, lo cual es bastante conveniente.

En dólares, la tasa es casi nula y no es muy conveniente.

¿Te gusta Mi Presupuesto? Ayudanos con un cafecito:

Invitame un café en cafecito.app

#2. Letras del Banco Central (Lebac)

Son la alternativa preferida de los ahorristas e inversores desde 2016 cuando el Banco Central (BCRA) empezó a utilizar la tasa de interés elevada para bajar la inflación. En este tiempo, muchos pequeños depositantes de plazo fijo se pasaron a Lebac.

Mientras sigan altas las tasas (probablemente varios meses de 2018) se mantendrá como una opción atractiva.

Cómo funciona. El BCRA licita las Lebac en pesos una vez al mes, con distintos vencimientos, el más corto es de unos 30/35 días. El inversor puede ingresar a la licitación por un monto mínimo de $ 1.000.

Para eso, necesita una cuenta comitente que puede abrir en un banco (incluso a través del Homebanking o celular) o en un agente de Bolsa.

A diferencia del plazo fijo, es una colocación que funciona “a descuento”: al suscribir la Lebac se paga a un precio menor y al finalizar el plazo se cobra el 100% del capital. La diferencia es la tasa de interés implícita.

Riesgo. Es prácticamente nulo y está asociado a que el Banco Central deje de pagar, lo cual implicaría una crisis monetaria. Es incluso menor que el de un banco particular.

Liquidez. No se puede salir de la inversión en cualquier momento, sino que hay que esperar el vencimiento.

Rendimiento. Es fijo. La tasa de interés está por encima de la inflación (26,5% en abril) y supera al plazo fijo (descontadas las comisiones), por eso es la inversión que más atrae.  Ver tasas: http://www.bcra.gov.ar/

Cuando el dólar se mantiene sin cambios, ofrece rendimientos positivos en esta moneda.

#3. Letras del Tesoro (Letes)

Son emisiones de deuda del Gobierno nacional. Están nominadas en dólares por lo que son una opción bastante segura de obtener un rendimiento en esta moneda.

Cómo funciona. El mecanismo es similar a las Lebac. Se abre una cuenta comitente en un banco o un agente de Bolsa y se adquiere al momento que la licita el Gobierno.

También se compran a descuento como las Lebac y pagarlas en pesos, con un tipo de cambio mayorista, por lo que es conveniente para adquirir dólares más baratos que en un banco o casa de cambio.

Riesgo. Es bastante bajo y está asociado a la posibilidad de que el Gobierno nacional deje de pagar (se declare en default).

Liquidez. Sólo se pueden cobrar al vencimiento. El plazo mínimo supera los cuatro meses (más de 120 días).

Rendimiento. Esta preestablecido (ya que la Lete se compra con un descuento). Es más alto que un plazo fijo u otra colocación de bajo riesgo en dólares. Ronda el 3% anual.

#4. Fondos comunes de Inversión (FCI)

En realidad, esta no es una sola alternativa, sino que brinda un abanico de opciones con diferentes combinaciones de riesgo, liquidez y rendimiento.

En los últimos años tuvieron mucho auge porque son la herramienta más fácil para invertir en una cartera diversificada sin saber mucho de mercados financieros.

Cómo funciona. Los FCI son administrados por expertos (bancos, casas de inversión, agentes bursátiles) y tienen una cotización pública. En cualquier momento, el inversor suscribe una cuotaparte de un FCI a la cotización de ese momento y la vende (se llama “rescate”) cuando quiere y cobra el precio de entonces (el dinero se acredita a las 24, 48, o 72 horas, según el caso). La diferencia es la ganancia o pérdida del inversor.

Las transacciones se pueden realizar a través de un agente bursátil (operan con varios fondos) o de un banco (tienen fondos propios) a través del celular, Internet o teléfono.

Hay una amplia gama de FCI: en pesos o en dólares; de dinero (plazo fijo, cauciones), de Lebac; de renta fija (títulos públicos); renta variable (acciones y otros similares); de activos nacionales o del exterior; etcétera.

Antes de suscribir, hay que informarse muy bien cómo está compuesta la cartera de inversión del fondo, qué riesgo tiene y cómo funciona.

Riesgo. Depende del FCI elegido. Los fondos en dinero, en Lebac o en Letes tienen riesgo muy bajo y su cotización sube siempre (aunque a diferente ritmo).

En cambio, los fondos de títulos públicos o de acciones (renta variable) pueden bajar su precio, con lo cual, dependiendo el momento del tiempo que uno compre y venda, puede ganar o perder capital. Estos se recomiendan para mantener en plazos más largos.

Liquidez. Se puede salir de la inversión en cualquier momento porque no tiene un plazo (hay que esperar entre 24 y 72 horas de la liquidación). Por eso, ofrecen una una ventaja sobre colocaciones como plazo fijo, Lebac o Letes en las cuales uno no puede obtener el dinero cualquier día.

Rendimiento. Es variable, pero depende del tipo de FCI. En los casos de menor riesgo, el rendimiento en general es positivo; pero en la renta variable o en los de títulos públicos, la cotización puede bajar y enfrentarse pérdidas de capital (rendimiento negativo).

#5. Préstamos a personas

Esta es una modalidad que tomó auge en forma reciente con el nacimiento de empresas tecnológicas de finanzas (Fintech) que montaron plataformas on line para hacer de intermediarios entre el inversor y el deudor.

Una recomendación: informarse sobre la seriedad de las empresas, hay algunas muy seguras (reguladas por la CNV o el BCRA) y otras no tanto.

Cómo funcionan. El inversor le presta dinero a otra persona que lo necesita, a través de la plataforma web y luego va cobrando a medida que el deudor paga las cuotas. El dinero se puede retirar en cualquier momento.

El intermediario se encarga de analizar y calificar el nivel de riesgo de los deudores y poner las opciones a disposición de los inversores. Estos últimos pueden elegir, plazo, riesgo y monto y diversificar en distintos préstamos para bajar el riesgo. Hay plataformas que permiten colocaciones personalizadas o automáticas.

Riesgo. Está asociado a la posibilidad de que el deudor no pague el préstamo. Como la plataforma analiza la calificación crediticia del potencial tomador del crédito, se puede elegir el de menor riesgo. Lo ideal es diversificar colocando poco dinero en distintos deudores.

Liquidez. En general, el dinero se puede retirar en el momento que uno quiera. Si está colocado en un préstamo, se puede vender. Hay que ver la opción en cada plataforma e informarse bien sobre esto.

Rendimiento. Esta alternativa tiene una ventaja para ambas partes: como las tasas de préstamos bancarios (o de compañías financieras) son muy altas, los deudores pueden obtener un costo más bajo. Para los inversores, estas colocaciones ofrecen una renta mucho más alta que las otras tradicionales.

La renta es fija ya que al momento de colocar dinero en un préstamo se conoce la tasa de interés. Se pueden combinar préstamos con riesgo baja y rendimiento menor, con otros a riesgo alto y mayor renta.

¿Te resulta útil nuestro contenido? Apoyá nuestro trabajo con un cafecito:

Invitame un café en cafecito.app

Por: comunidadpresupu-admin

Comentarios

Deja una respuesta