Icono del sitio Mi Presupuesto Familiar

Dólar, plazo fijo y otras inversiones: cómo les fue en 2023 frente a la inflación

dolar_plazofijo_inflacion_mipresupuestofamiliar

En 2023 la inflación volvió a acelerarse, el dólar tuvo muchos vaivenes y las tasas de interés de los plazos fijos estuvieron altas. ¿Quién ganó la carrera? Si hubieras puesto $ 100.000 en alguna de estas opciones, ¿cuánto tendrías hoy?

Poner dinero en dólares o en plazo fijo son las opciones más elegidas para el  ahorro de los argentinos. Pero con un inflación que se duplica todos los años, ¿realmente esas alternativas nos resguardaron de la pérdida de valor?

La respuesta depende del período que elijamos. En esta nota analizamos cuánto dinero tendríamos al 31 de diciembre de 2023 si al comenzar el año hubiéramos puesto $ 100.000 en distintas colocaciones de ahorro e inversión.

Como todo el año no fue homogéneo, es interesante comparar distintos períodos. Aquí vemos que pasó en el año, en los 2 semestres y en cada uno de los meses.

Distintas opciones para colocar nuestro dinero

Con esos $ 100.000, el 31 de diciembre de 2022 podríamos haber:

–Colocado un plazo fijo por $ 100.000 y renovarlo cada mes.

-Constituido un plazo fijo UVA por 539,61 UVA (unidades de Valor Adquisitivo, que suben su valor con la inflación).

-Comprar dólares U$S 328,31 al tipo de cambio oficial de $ 184,6 más el 65% del impuesto PAIS y la percepción, a $ 304,59 (este es un ejercicio hipotético porque el tope del dólar ahorro es de U$S 200 por persona).

-Comprar U$S 303,95 a través de la Bolsa (dólar MEP) a una cotización de $ 329.

-Comprar U$S 289,02 en el mercado informal a un valor del dólar blue de $ 346.

-Invertir en la Bolsa argentina (índice Merval).

-Invertir en la Bolsa de EEUU: Comprar 15,25 del Cedear del ETF del S&P500 (SPY) a $ 6.556 cada uno.

Cuánto dinero tendríamos a fin de 2023

Veamos, entonces, cuánto serían ahora esos $ 100.000 colocados en cada una de las opciones durante todo 2023:

En este otro gráfico se observa cuánto subieron en todo el año:

Como se puede ver, los dólares “libres” (dólar MEP y dólar blue) terminaron el año casi igualando a la inflación. O sea que, haberlos comprado y mantenido todo el año no nos generó ni ganancias ni pérdidas en términos de poder adquisitivo.

Pero también se observa en el gráfico que entre julio y noviembre (producto de la incertidumbre electoral) sí hubo una importante ganancia. En diciembre los dólares libre se retrasaron frente a una inflación que se disparó al 25,5% mensual. Veremos qué pasa en 2024.

En el primer gráfico también podemos ver el salto que tuvo el dólar oficial con la devaluación de diciembre. Si bien hay una suba muy importante, ningún ahorrista podía comprar esa cotización sino que había que sumarle los impuestos. Por lo tanto, la ganancia en realidad es mucho menor (similar a los dólares libres).

Qué pasó con el plazo fijo

Las opciones que perdieron a lo largo del año son las dos versiones del plazo fijo: el tradicional y el UVA.

En ninguno de los casos superaron a la inflación a lo largo de todo 2023, aunque sí lo hicieron en algunos meses muy puntuales , como se observa en este gráfico interactivo mes a mes(para visualizar mejor, se pueden elegir las opciones a comparar):

Esto es así porque el plazo fijo tradicional fue subiendo las tasas de interés por decisión del Banco Central pero, siempre corriendo por detrás de la suba de precios.

En el Plazo fijo UVA parece extraño que la suba sea menor que la inflación cuando es una variable que sigue el Índice de Precios al Consumidor (IPC). La explicación tiene que ver con que es un promedio de dos meses con un rezago. Entonces, cuando la inflación sube, la UVA queda por debajo y, cuando la inflación baja, la UVA de ese mes es más alta.

Cómo cubrirse de la inflación (y ganar un rendimiento)

Como vimos, ni el dólar ni el plazo fijo lograron ganarle a la inflación en 2023,pero sí hubo opciones que lograron un rendimiento por encima de la suba de precios.

Se trata de las acciones, que son colocaciones más arriesgadas porque tienen más volatilidad en el precio.

Para poder tener más alternativas y administrar bien los riesgos, es importante aprender a invertir (como enseñamos en estas capacitaciones) y animarse a otras opciones un poco más sofisticadas pero que nos amplían los horizontes y nos permiten lograr mejores rendimientos en el largo plazo.

En estos gráfico analizamos dos instrumentos: el primero, las acciones líderes de Argentina medidas mediante el índice Merval y, el segundo, las acciones líderes de Estados Unidos, por el Cedear del ETF del S&P500 (SPY). Ambos están en pesos, los Cedear usan el dólar contado con liquidación (CCL).

El Merval de acciones argentinas venia muy atrasado en los últimos años. Por eso, a medida que el calendario electoral mostraba posibilidades ciertas de un cambio de rumbo en el Gobierno, el índice tuvo saltos importantes (como se ve en la evolución mes a mes).

Finalmente, con el triunfo de Milei en noviembre la suba fue importante. El año terminó muy positivo pero el balance de los dos semestres también fue muy bueno para las acciones argentinas, como se ve en este gráfico.

Acciones que siguen al dólar

La otra inversión “estrella” desde el año pasado fueron los Cedear. El más negociado es el del ETF del S&P500, denominado SPY, (el índice que refleja el comportamiento de las 500 empresas más grandes de EEUU.

Medido en pesos, en 2023, el SPY tuvo un desempeño muy por encima de la inflación y el dólar en el primer semestre. En tanto, en el segundo semestre el alza se moderó e igualó ambas variables.

La particularidad de los Cedar es que son activos que operan en pesos pero siguen al dólar contado con liquidación (CCL). Por lo tanto sube y bajan por una combinación entre la cotización del activo en dólares y el tipo de cambio CCL.

¿Qué puede pasar en 2024?

Al analizar opciones de inversión es fundamental recordar que el comportamiento pasado no explica lo que pase en el futuro. Es más, es probable que si algo subió mucho, luego ese aumento se modere o incluso tenga alguna baja.

Lo que importa hacia adelante son las expectativas. Y aquí podemos señalar las siguientes para los próximos meses (con variables a monitorear).

¿Te resulta útil nuestro contenido? Apoyá nuestro trabajo con un cafecito:

Salir de la versión móvil