Icono del sitio Mi Presupuesto Familiar

Cómo tener tu casa con un crédito Procrear

comprar-construir-casa-crédito-Procrear

Hay distintas líneas para quien ya tiene terreno, para quien quiere construir y necesita comprar un lote y para quien pretenda adquirir una casa ya terminada. Además, se puede financiar la ampliación o terminación de una vivienda.

Si tu intención es llegar a tu casa propia con un crédito hipotecario, una de las opciones disponibles hoy en Argentina más convenientes es el Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar (Procrear), implementado por el Gobierno nacional con fondos de la Anses, a través del Banco Hipotecario.

Los destinos para aplicar los fondos del préstamo son bastante amplios: construcción, ampliación o refacción, terminación, compra de terreno y construcción, compra de vivienda nueva. Sólo queda afuera la posibilidad de comprar inmuebles usados (tampoco se pueden adquirir sólo lotes).

Cómo son los créditos

Más allá de los requisitos específicos para todas las líneas y destinos, existen algunos que son comunes a todos los planes Procrear.

Vivienda única. Sólo se permiten créditos para compra o construcción de una vivienda única, familiar de ocupación permanente. Esto quiere decir que no podés entrar si ya tenés otra casa a tu nombre.

Hasta 20 años para quienes tengan mayores ingresos y hasta 30 años para ingresos familiares inferiores a $ 8.000.

Montos máximos. Hasta $ 600 para comprar viviendas nuevas y $ 645.000 para terreno y construcción. En la zona sur del país, los montos se elevan hasta $ 700.000 y $ 775.000, respectivamente.

Puede llegar hasta el 40% del ingreso familiar neto.

Ingreso familiar. El mínimo dependerá del monto solicitado. El máximo es de $ 35.000 (o $ 45.000 en el sur del país). Se suman todos los ingresos “en blanco” del grupo familiar (asalariados, monotributistas, autónomos, jubilados, empleadas domésticas).

Tasas de interés. La característica del Procrear es que las familias con mayor nivel de ingreso tienen un costo financiero más alto. La tasa nominal anual –TNA- oscila entre 2% y 14% anual (costo financiero total hasta 16,35%) para las líneas de construcción (las de refacción y terminación son más caras). En el caso de vivienda a estrenar la TNA está entre 2,5% y 16,5%  (CFT de hasta 18,50%).

En cualquier caso, la tasa de interés (y la cuota) es fija y en pesos por los primeros 5 años del crédito. A partir del 6º año, la tasa se ajusta según el coeficiente de variación salarial con un tope máximo de 18% o 19%, según las líneas.

Se puede construir en un lote propio o de un familiar. También en un terreno donde ya esté una casa edificada (por ejemplo, arriba de una vivienda de los padres).

Destinos

Las líneas disponibles son:

–          Construcción.

–          Compra de terreno y construcción.

–          Compra de vivienda a estrenar.

–          Ampliación o terminación.

–          Refacción.

–          Desarrollos urbanísticos. Esta línea está sujeta a acuerdos que realicen empresas constructoras y sólo está disponible en algunos puntos del país.

Cómo es el trámite

  1. Inscripción. Para comenzar el trámite tenés que inscribirte en los sorteos a través de la página web de Procrear. Ingresá primero en la línea que te interese y desde allí accedé al botón para la inscripción al sorteo.
  2. Sorteo. El Gobierno fija sorteos en forma periódica. Hasta el momento se realizaron nueve y el último fue en junio de 2014. Todavía no se fijó la fecha del sorteo para el segundo semestre de 2014. Se arman grupos por lugar de residencia y por tipo de línea y en el sorteo se adjudican las vacantes.
  3. Completar los requisitos. Una vez sorteado, tenés que pedir un turno para informarte y presentar la documentación en el Banco Hipotecario.
  4. Desembolso de los fondos. En el caso de líneas para compra de terreno y construcción, o bien para refacción, terminación y ampliación, el banco no desembolsa el dinero de una sola vez, sino en tramos. Para esto hay que demostrar que se están cumpliendo los plazos de obra (9 meses para construir, prorrogable por 3 meses).
  5. Firmar la hipoteca. Luego de desembolsar los fondos se escritura la vivienda y el terreno (si corresponde) y se hipoteca el inmueble.

 [sam_ad id=»14″ codes=»true»]

¿Te resulta útil nuestro contenido? Apoyá nuestro trabajo con un cafecito:

Salir de la versión móvil